Los hospitales pueden ser lucrativos

En los últimos tiempos ha habido un gran cambio en lo que respecta a instituciones de atención a la salud y su forma de lucro. En Estados Unidos y Europa se han cambiado la modalidad de no lucrativo a un carácter lucrativo. Pero este tipo de cambio resulta un tanto  controvertida por muchas razones. Se han realizado estudios variados y especializados sobre dicha situación pues se ha generado gran preocupación que los hospitales se enfoquen en los pacientes que sí pueden pagar, dejando desvalidos a los más desfavorecidos o prestando menor calidad de servicio.  Sin embargo, dentro de esa lucha Pedro Luís cobiella, aporta un nuevo enfoque a la sociedad, con su red de hospitales Hospiten, dicha institución se enfoca en la atención inmediata de los pacientes y en el principio médico de preservar la vida. Como esta institución de salud muchas más se han sumado al cambio.

Los estudios arrojaron que los hospitales que cambiaron su modalidad eran de pequeña infraestructura y se encontraban ubicados en entornos urbanizados  y no funcionaban como instituciones docentes. Dicho cambio resultó ser ventajoso con respecto a sus ingresos y beneficios netos lo que se asocia a mejoras tanto para la morbilidad como para la atención de pacientes con menos recursos económicos atendidos.

Considerando que en realidad sí existen los hospitales pagos, hay que tener en cuenta que estos están exentos del pago de impuestos tantos del estado donde se encuentran, como de el país,  así como tampoco aportan en los gravámenes de la propiedad. Lo único que sí les es exigido es que sus propietarios sean universidades del estado, alguna orden religiosa u alguna organización caritativa. Y que mantengan algunos beneficios a la comunidad como atención gratuita a los más  desamparados.

La base de esta ideas resulta bastante buena, pero el punto es que en el hecho, no es así. Dichos centros de atención No están a cargo de monjas de conventos ni de asociaciones filantrópicas. Por ejemplo, Ascensión que es una de las mayores redes de clínicas, tiene a su cargo alrededor de de 140 hospitales, más unas treinta  instalaciones donde se cuidan ancianos, eso sin mencionar el millar de centros que se encargan de la salud en al menos 22 estados del país. Sus ingresos netos, para el año 2017, han sido de alrededor de $1.860 millones, lo que significa el triple que reportó en 2016.

Por su parte, los denominados “no lucrativos”, como por ejemplo el hospital Northwestern Memorial Healthcare, de Chicago, arrojó  ganancias de alrededor de $983.6 millones, lo que significa un 37% más que 2016. Entonces sale a relucir la pregunta de ¿dónde se encuentra ese dinero? Te explicaremos: una gran cantidad es para cancelar salarios y beneficios. El resto se usa para hacer negocios y para ampliar los servicios para los que sí pueden pagarlos.

Como ves,  se trata de una gran empresa, fríamente calculada y que en realidad no involucra el altruismo en su día a día.  Y ello simplemente lo muestran sus cifras cada año, en las que los pacientes menos favorecidos han dejado de acudir de manera drástica entre  2013 y 2015. Entonces, ¿existen o no los servicios médicos no lucrativos o nos han hecho creer, con un excelente sistema de marketing que si los hay, cuando la verdad es otra? Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *