Las relaciones como negocio en la actualidad

En estos tiempos muchos nos preguntamos por qué es difícil mantener una relación, así como también nos preguntamos el por qué los matrimonios se han vuelto menos frecuentes y por qué muchos hombres recurren a las escorts de barcelona de Eulalia Roig. El sexo casual se ha convertido netamente en un negocio y para entender la economía alrededor de ello, hay que entender también que es algo nada romántico, y que se debe ver esta practica como un intercambio de mercado, de la misma forma que otros negocios.

Según encuestas, los hombres tienden a querer más relaciones que las mujeres, por lo que están más propensos a pensar con mayor frecuencia en ello y todo lo que implica, lo que conlleva a esta actividad sin compromiso y a buscar más compañeras o compañeros. Los hombres por ser más libidinosos que las mujeres, se consideran un poco más débiles, ya que las mujeres son las que toman la decisión de cuándo y cómo tener un encuentro casual.

Por ser las mujeres quienes toman la decisión, tienen la posibilidad de poner un precio, aunque no siempre es el caso que se presenta. Para algunas mujeres es suficiente con salir, aunque otras prefieren un compromiso serio, bien sea un noviazgo o matrimonio. Del mismo modo que en todos los mercados, si el sexo es fácil de encontrar y no se está dispuesto a esforzarse para conseguirlo, puede tener diferentes repercusiones, mientras que cuando no es abundante, se estaría dispuesto a pagar una tarifa premium donde se hable de noviazgo o matrimonio.

Hace menos de 100 años, las parejas se casaban a edades tempranas intentando abstenerse sexualmente hasta el matrimonio. Se podría pensar que estos valores de época explicarían estos comportamientos, pero según economistas, se cree que el costo de tener sexo en ese entonces era muy elevado, por lo que había incentivos a considerar para casarse. El sexo no solo se trata de placer, ya que como en todo mercado puede tener repercusiones negativas tales como un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual.

Esta practica se dinamizó por la introducción de revoluciones tecnológicas y científicos: los anticonceptivos y las comunicaciones. Gracias a algunos anticonceptivos como el condón, disminuyó considerablemente el riesgo de contraer una enfermedad venérea o un embarazo, lo que determina un cambio de pensamiento para quienes buscan la monogamia. Por otro lado y con la revolución de las comunicaciones, los hombres y mujeres más recientemente pueden buscar nuevas opciones de pareja en el mercado.

Ahora todos pueden tener encuentros casuales sin sufrir los riesgos, aumentando las posibilidades de conocer potenciales parejas; por lo que, tanto hombres y mujeres se dan más tiempo antes de empezar una relación, contrario a otros tiempos. Esta revolución ha tenido un impacto en muchos países occidentales, donde tanto hombres como mujeres pueden retardar hasta los 40 años para casarse. También se ha dado lugar para conocer las preferencias de las mujeres y de los hombres. En los portales de citas online, las mujeres son más propensas a aclarar su búsqueda por una relación seria en comparación a los hombres que participan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *