La economía de nuestro hogar y cómo cuidarla mientras dura el estado de emergencia por coronavirus

Desde el inicio del estado de emergencia a nivel mundial, las personas se encuentran a la expectativa de cómo manejarse día a día, y ello aplica tanto en el hogar, como en las empresas, situación que frena la economía, sobre todo, la de quienes son trabajadores independientes pues al no contar con la posibilidad de salir a realizar sus actividades, se ven más afectados en referencia a los temas económicos.

Lo recomendable inicialmente es mantener la calma, y continuar con las indicaciones impuestas por el estado, a fin de frenar el avance del Covid-19. 

Cuotas de créditos o préstamos 

Diversos bancos se han dedicado a brindar opciones con el objetivo de ayudar a sus usuarios en cuanto al pago de sus tarjetas o préstamos, para lo que permiten (bajo una evaluación) el aplazamiento de la cuota más próxima, tomando en consideración que los ingresos del usuario se están viendo afectados por la actual coyuntura.

¿Es posible aplazar las cuotas de los créditos hipotecarios? 

Los bancos tempranamente se ocuparon de informar mediante una comunicación oficial en referencia a las cuotas de los créditos hipotecarios, permitiendo de esta manera aplazar la cuota de los préstamos hipotecarios de quienes son más vulnerables. En tal sentido, cada banco ha venido tomando las medidas que son pertinentes a fin de aplazar uno, dos o tres meses el pago. En todo caso es recomendable que: 

  • Estemos atentos a los mensajes oficiales del presidente o ministros.
  • Comunicarse con la entidad financiera para obtener información 
  • Seguir los comunicados de los bancos en las redes sociales oficiales.

 Esta viene a ser una situación inesperada, aunque también es posible que funcione para reducir algunos gastos dentro del hogar y ahorrar para los siguientes meses. Acá dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para ahorrar:

Solo comprar lo necesario: posiblemente no resulte agradable estar tantos días en la casa, pero esta no puede convertirse en la excusa para comprar lo que no se necesita, incluyendo la comida chatarra. La recomendación es poner a prueba la creatividad preparando platillos que sean deliciosos en compañía de la familia.

Evitemos las suscripciones de pago: estos son días en los que podemos sucumbir a las suscripciones a medios de tv pagada, contenido exclusivo para series o películas. Lo que podemos hacer es buscar otras formas de entretenernos como juegos o bien, consultar con nuestro operador si se tiene acceso a cierto contenido que esté incluido en el paquete mensual.

Estemos pendientes de las compras online: entre ellas las ofertas de productos o diversos servicios, o pasajes, podrían estar ofertando para ser usados posteriormente. No nos excedamos ni dejemos llevar por tantas ofertas en estos días.

Remodelemos nuestro hogar: estos días pueden ser de gran inspiración para realizar esas reparaciones que tanto ha necesitado la casa, como pintura, reparación de algún mueble o quizás reordenar la ubicación de las cosas a fin de darle un nuevo aire.

Otra cosa que podemos hacer es llevar un curso online, y con ello aprovechar ampliando nuestros conocimientos mediante alguna plataforma de educación online.