Empresas Verdes: algunas oportunidades para su desarrollo

Tomar conciencia del perjuicio que conlleva la adquisición de ciertos productos y servicios para el ambiente, es uno de los grande avances que tiene lugar en nuestros días, pues no solo se busca la satisfacción individual, sino que se busca también que las inversiones aporten una resolución a la problemática a nivel mundial. En este punto, tienen su origen las denominadas “empresas verdes”, las cuales son negocios que generan tanto beneficios económicos, beneficios sociales, pero también ambientales.

Los países a nivel mundial que se consideran megadiversos, son los llamados a enfocarse en las grandes oportunidades que poseen para ofrecer al resto del mundo una amplia diversidad de productos contentivos de la gran riqueza natural y cultural que los mismos poseen. Y es justo gracias a ello, que las puertas de los mercados se aperturan con el objetivo de buscar productos únicos, que contengan nuevos sabores, otro tipo de estética, que contengan diversos beneficios nutritivos, pero también que lleven incorporado un valor ancestral.

En ello quizás ha jugado un papel relevante la formación en las Colonias Escolares, pues a partir de ellas la visión y aportación pedagógica se hizo más notable y el papel que juego en la formación de las personas desarrollando su autodidactismo alcanzó a estimular los intereses e inquietudes de las nuevas generaciones. 

El ímpetu de la generación millennial

El pensamiento de lo que se conocía como consumidor, ha sido modificado en la actualidad, ya que al menos el 40% del mercado mundial se encuentra compuesto por lo que se conoce como consumidor millennial, quienes afirman que han fortalecido su relación con organizaciones cuyos servicios o productos impactan de forma positiva en la sociedad o en el ambiente. Asimismo, y de acuerdo a estudios reciente, 7 de cada 10 personas que inician sus emprendimientos sociales y verdes pertenecen a esta misma generación.

Este es realmente un entorno de colaboración

Vía Internet se puede acceder a un número importante de plataformas o quizás organizaciones que ponen al alcance oportunidades e incentivos para todo lo referido a los “emprendimientos verdes”. Estos mismos, por medio de concursos anuales, premios de carácter económico o capacitaciones a emprendimientos de alto impacto social o ambiental, sirven de empuje y apoyo para estas iniciativas. 

Se trata de una inversión responsable

Para quienes resultan ser nuevos en este medio, posiblemente ya no sea suficiente con que las empresas alcancen a cumplir con los estándares de gestión ambiental, social y buen gobierno corporativo; estos inversionistas apuestan ahora por aquello que contengan una finalidad más profunda además de la generación de dinero. 

Dichos inversionistas alrededor del mundo, se ha ido poco a poco  convirtiendo en potenciadores de los más recientes emprendimientos sostenible, apostando por mejores ideas de negocio que realmente contengan un impacto social y ambiental, pero que también se puedan acelerar a través de financiamientos y capacitaciones en los diversos centros de innovación a nivel internacional.

Las más recientes regulaciones 

La aceleración de estos compromisos vienen de la mano de la celeridad e importancia que les prenten los gobiernos de cada país, desarrollando políticas, leyes y programas para abrir  espacios con el fin de que las “empresas verdes” tengan mayor participación en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *